Additionally, paste this code immediately after the opening tag:
Fotoconocimiento

Servicios Jurídicos Innovadores - Entrevista a Eduard Banqué

Los que seguís las Conversaciones en la azotea de Lefebvre · El Derecho sabéis que la innovación es un tema recurrente en nuestras charlas. Estamos viendo como las compañías que más apuestan por la innovación son las que están liderando sus respectivos mercados y todo apunta a que en el sector legal va a ocurrir lo mismo a corto plazo.

La innovación en los servicios jurídicos se puede concretar en alguno de los siguientes aspectos: 

a) modelo de negocio, atacando nuevos nichos de mercado que no se explotan o servicios que actualmente no prestan pero que se podrían desarrollar;
b) gestión y procesos, por ejemplo utilizando metodologías ágiles o simplificando procedimientos internos;
c) tecnología, incorporando herramientas que permitan mejorar eficacia y productividad;
d) marketing y relación con el cliente, abriendo nuevos canales de comunicación con clientes actuales y potenciales: e) personal: explorar nuevas fórmulas de contratar o colaborar con abogados y personal de apoyo, como podría ser el virtual secondment del que nos habla Javier Fernández-Samaniego en el vídeo grabado a propósito del informe de innovación de Lefebvre El Derecho.

En esta ocasión tenemos como invitado principal a Eduard Banqué, responsable de desarrollo de servicios jurídicos de Abogado Legal Online y asesor de múltiples despachos en esta materia. En su opinión, la prestación de servicios legales está sufriendo una revolución originada desde la demanda: los clientes tienen ahora mucha mayor capacidad de acceder a información y de elegir al profesional que mejor se adapte a sus circunstancias y necesidades. Los clientes, sean empresas o particulares, se mueven y al abogado no le queda más remedio que seguir su ritmo si no quiere quedarse atrás. Quienes sean capaces de “ponerse en los zapatos” del cliente y entender sus necesidades, triunfarán.

 

En cualquier caso, como nos explica Eduard, lo primero que debe de hacer un despacho es tener claro qué quiere hacer y fijar unos objetivos y plazos realistas. Es aconsejable ir de menos a más, sobre todo si no se está muy familiarizado con esta materia. Otro aspecto clave es dedicar tiempo. Éste es uno de los grandes frenos. Los plazos procesales, los compromisos de entrega con clientes o la tiranía de las horas facturables, unidos a la falta de costumbre, dejan poco espacio para la experimentación y prueba de nuevas opciones.

Añadido a lo anterior, muchos abogados sienten aversión al riesgo, lo cual es comprensible porque pasamos la mayor parte de nuestra vida laboral identificando los riesgos y asesorando a los clientes sobre cómo evitarlos y, como resultado inmediato, nos sentimos incómodos con la idea de asumirlos en nuestro propio negocio. El problema es que innovar sin asumir riesgos es prácticamente imposible.

Nuestro invitado considera que las nuevas tecnologías no van a sustituir sino complementar a los abogados y menciona herramientas que ya están disponibles para facilitar la vida de los letrados, como es la posibilidad de celebrar juntas de socios situados en localidades distintas a través video streaming, con plena validez legal. Las intervenciones finales de Beatriz Vela, Javier Fernández-Samaniego y Pablo García Mexía nos dan ejemplos concretos de servicios legales que han mejorado aplicando técnicas innovadoras.

Os animo a disfrutar de esta nueva conversación y a compartirla en redes sociales utilizando el hashtag #ConversacionesLED.

Alejandro Sánchez del Campo
Editor de ReplicanteLegal.com

 

Deja un comentario